domingo, 6 de marzo de 2016

Copywriting: Consejos para el éxito





Para llegar a ser copywriter hay que ser capaz de trabajar a gran velocidad, así como tener un talento para la prosa brillante. A veces no sirve cualquier persona para enfrentarse con una página en blanco. Aquí unos útiles consejos para ir comenzando:

Conocer el terreno que se pisa
Durante la última década se ha producido un aumento en el contenido en línea, creando una demanda sin precedentes de redactores y periodistas especializados en diferentes temáticas. Esto se debe principalmente a la necesidad de la optimización de los motores de búsqueda (SEO).
Los textos bien escritos que aparecen en las páginas web de empresas no solo ofrecen a los clientes potenciales la confianza para comprar servicios. En primer lugar ayudan a las empresas a atraer a navegadores a su página web ya que garantiza los puestos más altos de las páginas web más conocidas en el ranking de páginas web de Google.
El marketing online es un sector de evolución rápida y los escritores que entienden las últimas tendencias en SEO, redes sociales y otras formas de marketing digital tendrán ventaja.

El copywriter que quieres ser
Antes de la creación de Google, ser redactor implicaba escribir anuncios de televisión para una agencia publicitaria, escribir campañas directas por correspondencia, comunicados de prensa, folletos u otro tipo de documentación empresarial.
Todavía existen esos puestos de trabajo, pero hay mucha mayor demanda de editores web, redactores SEO, gestores de contenidos y otras labores de contenido en línea. Asegúrate de entender lo que conlleva el puesto que estás demandando y cualifícate acorde a ello. Ya no sirve una simple formación, hay que ir un paso más allá.

Manten tus expectativas en lo real
¡Esto no es Mad Men! Lo más probable es que tengas que producir gran cantidad de contenidos rápidamente, de forma precisa  y a un bajo precio, sobre todo al principio de tu carrera. Los comienzo siempre son duros y aunque empieces escribiendo por poco, la cifra comenzará a subir a medida que ganes experiencia.
Trabajar para una empresa de contenido o a través de sitios de contratación, que pueden ser una buena forma de hacerte una cartera, especialmente si nunca has trabajado en publicación en línea.
Crear tu propio blog también puede ser una buena manera de mostrar tus habilidades y actualízalo todo lo que puedas, que la gente empiece a ver tu cualidades con la escritura.


Crea redes en las redes
Las redes sociales se han desarrollado a una velocidad vertiginosa en los últimos años y quien no tiene una cuenta en los medios sociales, casi ni existe. Establecer conexiones basándose en este panorama es muy sencillo y además conocer gente nunca es algo negativo.
Hay que tener mil ojos cuando se trata de las redes sociales, hay una delgada línea que separa el entusiasmo de resultar molesto. Twitter es también un gran lugar para encontrar nuevas vacantes como redactor, nuevas oportunidades y a compañeros dedicados al sector.

No te vendas demasiado
En  Pesadilla en la Cocina una de las primeras cosas que hace Gordon Ramsay o Alberto Chicote en España, es recortar el menú. Él sabe que ningún chef es capaz de cocinar cientos de platos bien.
Alguien que está ofreciéndose a sí mismo como editor, vendedor, gurú de las redes sociales, experto en Google y como mago de la teletienda, pero está demandando un empleo nada más salir de la universidad, es poco probable que sea un experto en ninguna de esas cosas.

Cuidado con la ortografía
Si estás solicitando un trabajo como redactor, si te estás posicionando en una plataforma o dando a conocer tus escritos a través de tu blog, asegúrate de revisar los errores tipográficos y gramática básica.
Un truco es leer en voz alta y luego consigue que alguien lo lea detenidamente antes de que lo envíes o lo publiques. No quieres que los primeros comentarios que recibas tengan que ver con las faltas de ortografía del texto en lugar de su contenido.

Preparate para escribir lo que sea
A menudo se pide a los candidatos la creación de una muestra  para demostrar sus habilidades. Para nosotros, la velocidad y la fiabilidad son tan importantes como el talento en la escritura. Y nos parece que la muestra es un buen modo de evaluar su compromiso y su capacidad para responder a los plazos.
Seguro que si has empezado en el mundo laboral de la escritura hace poco, te habrás dado cuenta que es una práctica muy habitual para entrar a escribir en cualquier parte.

Especializate
Hay muchos redactores que quieren escribir sobre "cosas divertidas" tales como la música, el cine, la moda, los viajes y la comida. Hay muchos menos escritores con pericia y experiencia en sectores como los seguros, las finanzas, las telecomunicaciones y la ley.
Quizás especializarte en estos sectores puedes abrirte a más oportunidades laborales que escribir sobre lo que realmente te gusta. Es más complicado escribir sobre ello, pero es posible adaptarse a todas las temáticas con un poco de investigación previa.

Rendirse no es una opción
Ante la avalancha de currículos de nuevos redactores, la respuesta estándar es decir que en la actualidad no hay vacantes. Pero recuerda, no consiste en intentarlo una sola vez. Aunque no consigas el trabajo a la primera, es posible que seas el candidato idóneo en el futuro. El que la sigue la consigue.



Adaptación del artículo original de Derryck Strachan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario