lunes, 25 de enero de 2016

Fantástico hostiazo fílmico





Una película que se hostió estrepitosamente, y con ella su director, Josh Trank, que en un tuit que borró decía que tenía una película de la hostia, pero que la productora no aprobó su versión. El resultado, una película de la hostia, pero de una hostia mortal. Una película que es como los propios 4  fantásticos, pesada como La Cosa, estirada hasta límites intolerables como Mr Fantástico, que acaba en autocombustión como la antorcha humana, y al final, se hace invisible de lo olvidable e irrelevante que es. Lo mejor que puede hacer la Fox, es retornar los derechos sin demora  a la Marvel, que a diferencia de ellos, saben como tratar a sus personajes y a la esencia de sus historias para el cine. La Fox no hace más que fracasar una y otra vez en un estúpido empeño de trasladar los personajes a la pantalla a la vez que se limpia el culo con ellos, sin ningún respeto por el concepto esencial de los mismos ni de los autores que los crearon y desarrollaron. Por mucho que se empeñen, antes o después tendrán que rendirse a la evidencia, igual que Columbia, que también la cagó penosamente con una versión increiblemente estúpida de Spiderman y acabó por tirar la toalla, cediendo a Marvel.


A continuación, parte de la crítica internacional, ante esa excreción fílmica. Tormenta de hostias. Es la hora de las tortas:

"Él [El dr Muerte) malgasta sus preciosos minutos en pantalla trillando la frase "¡Os destruiré!" mientras el film desciente hacia los obligatorios mamporros y explosiónes. El trabajo de Teller es muy similar con sus "Es más fuerte que cualquiera de nosotros, pero no más fuerte que todos nosotros juntos", llamando a las armas mientras alarga sus miembros para dar puñetazos. Las frases de la franquicia, supuestamente prohíbidas, son rápidamente forzadas con "Es la hora de las tortas" y "Llamas a mí" y  en seguida el título se viene abajo como una risita nerviosa en un funeral. Tras todos estos esfuerzos para ser auténtica, Cuatro Fantásticos parecer quiere lo mismo: ser divertida en un funeral. La primera parte de la película no la podéis ver aún, acabando con un final optimista y encarrilando hacia una segunda parte. Pero como una historia de orígenes ni tiene ni origen ni historia. Hay un vacuo sentimiento de que resulta admirable pero vacío el  intento de nolanizar a la primera y disfuncional familia de Marvel".

 Revista Empire



"La versión más reciente de 'Los 4 fantásticos' —el equivalente cinematográfico al malware— es peor que despreciable. No solo raspa el fondo del barril de las películas de Marvel; elimina el suelo y succiona a la audiencia por un agujero negro de embotamiento que aplasta tu alma y te pone en un estado de coma".

Revista Rolling Stone

"Un sentido de pesadez, hastío y completa decepción se asienta durante la segunda mitad de la cinta, como un mundano preparado que no resulta en nada dramático ni aporta ni un ápice a los sentidos.  [...] Si los guionistas no pudieron pensar en nada interesante que hacer con los personajes en el primer reboot, ahora no tienen nada que les inspire a mostar algo que le vaya al público a esperar una secuela. Empezando con Teller y Jordan, quienes comienzan con un prometedor trabajo, el reparto es malgastado gracias a una gran dosis de dialogo sobreexplicativo, poco conflicto y ningún matiz para trabajar a nivel dramático. El estilo visual es oscuro, pesarosamente plomizo, infectado todos los aspectos del film. Casi al final, el Reed Richard de Miles Teller comenta sobre las acciones del grupo, proclamando: 'Nosotros abrimos esa puerta y nosotros vamos a cerrarla'. Cuanto antes mejor".

The Hollywood reporter


"El intento de Fox por revivir una propiedad heredada de Marvel se siente como a un perdedor en un sorteo de una adaptación de un cómic".

Variety



No hay comentarios:

Publicar un comentario