lunes, 3 de febrero de 2014

El asesino de reyes





Hay libros, y libros. Libros que te atrapan y te mantienen secuestrado, y otros cuya peste te empuja a echar a correr, huyendo de ellos. Uno de esos ejemplos es la saga Millemium, que ahora afortunadamente, ya no está tan de moda, ya pasó lo peor de la fiebre del merchadising y las adaptaciones cinematográficas. Y resulta que en mi opinión es una historia bien construida que intriga e incita a seguir leyendo hasta el final, sin notar el abundante número de páginas, que al final se hace corto. Una pena que su autor, Stieg Larrson se dejara la salud y la vida en el empeño de crearla, quien sabe las obras que podría haber dado, de continuar en el mundo.

Otro ejemplo es la saga titulada La crónica del asesino de reyes, con El nombre del viento, y El temor de un hombre sabio, que me acabo de meter entre pecho y espalda. No es que sea un incondicional de la literatura, pero hay obras del género que te encandilan, y esta, es una de sus máximos exponentes. No se hace en absoluto pesado el numero de paginas de cada volumen, aproximadamente 870 el primero, y casi 1200 el segundo, pues saben a poco. La narrativa de esa obra es tan fluida que no cuesta sumergirse en la historia, y recorrer las tierras que en ella se describen.

No quiero revelar nada del argumento, para no fastidiar la placentera experiencia a todos aquellos que aún no la han leído y desean hacerlo. Es la biografía de Kvothe, el protagonista, toda su experiencia, viva a través de su voz, y plasmada en papel por Cronista, desde el lugar de su retiro actual de su vida anterior. Ardemos en deseos de que por sin salga el tercer tomo, que cierre la saga, en el que quedan muchas cosas por contar del personaje, y estamos deseando leerlas todas, verdad que si?






1 comentario:

  1. La crónica del asesino de reyes es muy buena ! yo también espero con ansias el tercer tomo *-*

    ResponderEliminar