miércoles, 14 de marzo de 2012

A escena!

Una de las actividades que desarrollé fue la de idear y redactar propuestas televisivas para su producción y emisión, aunque nada de lo que se hzo jamás llego a ver la luz. Pero empecemos por el principio.

Respondiendo a un anuncio en prensa, en el que se requerían operadores de cámara, locutores, editores de video, presentadores y redactores, y ahí entraba yo.

De modo que asistimos a la reunión inaugural, en un recóndito edificio de Gijón, en donde ni siquiera los residentes de esa ciudad sabian bien donde estaba. Una vez comenzó, con todos los asistentes sentados en circulo, se empezaron a dar los detalles de lo que iba a ser una nueva productora de televisión local que operaría en Asturias y León, de modo que se repartieron los roles, actores, cámaras, editores, y un único redactor para todas las tareas. También se repartió una especie de documento de confidencialidad, que en realidad no tenía validez legal alguna.

Tras resolver asuntos legales fundacionales sobre la organización, la cúpula convocó alguna reunión más,esta vez en los estudios de la televisión local, después de negociar y conseguir un acuerdo con el propietario de la misma, para el seguimiento de la evolución de las actividades. Allí supuestamente nos proporcionarían las instalaciones y el material necesario para operar con cierta libertad de movimientos, pero resulta que el presupuesto tan limitado no permitía eso, de modo que tuvimos que improvisar y realizar todos los trabajos por nuestros propios medios.

Asi que, sin  mucho pensarnoslo, intoxicados por el enstusiasmo y la ilusión por lo que hicimos, echamos mano de nuestros escúalidos recursos y nos lanzamos a rodar el spot promocional de la nueva productora, sobre la que iba a descansar el grueso de la nueva programación de TeleAvilés.

Asi que tras haber enviado todo el material documental sobre nuevas ideas en la parrill televisiva, un día nos citamos, con material casi casero, y sin permisos, rodamos exteriores en los alrededores del centro cultural Niemeyer, en un parque, y en la playa de Gijón, lugar donde, por cierto, nos encontramos con un equipo juvenil de baseball, con su entrenador, que al apetecerles salir en pantalla, aprevechamos la ocasión y les entrevistamos y nos hicimos fotos con ellos. Los interiores los rodamos en casa de una compañera, gran actriz y persona, y con dilatada experiencia en televisión.

Después de editado, enviamos el resultado, pero tras demasiado tiempo de espera, sin resultados, el personal de la nueva productora se desbandó, a causa de la mala gestión y excesivos rodeos de la cúpula.

La cosa podría haber terminado ahí, pero...

Pero los que hicimos todo, el trabajo, en lugar de desaminarnos, y en vista del estupendo equipo que conformábamos, nos unimos en un colectivo cultural itinerante, llamado Sin Recursos, nombre proveniente de los escasos medios que tuvimos disponibles en aquel periódo de tiempo. Actores y actrices de gran profesionalidad, excelentes operadores de cámara, una editora de video de gran habilidad y un servidor. Cuidado, que en cualquier festival de cine o evento cultural podemos resurgir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario